Ihre Browserversion ist veraltet. Wir empfehlen, Ihren Browser auf die neueste Version zu aktualisieren.
ALICIAS TEXTE / ALICIAS TEXTOS / ALICIAS TEXTS
  1. Die Neue Zeit 2013: LichtSamen pflanzen


    Alicia Hamm ist eine südamerikanische Guarani-Indianerin und hat bei verschiedenen Indianerstämmen (Lakota, Hopi-Indianer) gelebt. Sie wurde auch von diesen und ihren spirituellen Lehrern und Meistern, u.a. die berühmten Schamanen Black Elk, Francisco Gabriel Hermandez, The Lord of the Winds, Swift Dear, Sun Bear eingeweiht. Die Schamanin und Medizinfrau Alicia hält ihre gechannelten Vorträge, Einzelsitzungen, Hochzeits-/Taufrituale und Seminare vom 03.Juni bis 30.Juni in und um Augsburg auf Deutsch.

    Durch Alicia Hamm fließt, was jetzt in der Zeitqualität des Jahres 2013 für uns ansteht:
    "Das ist der Anfang eines Textes, den ich nicht beenden kann, denn es ist ein Text über den Anfang....
    Da ist es wo wir jetzt stehen, am Anfang der Neuen Zeit, mit den Ruinen der alten Zeit um uns, und mit unserem wunder-vollen Leben mittendrin.
    Wie wenn wir in einer unbekannten Landschaft gelandet sind, müssen wir hier auch uns neu orientieren. Nun ist es keine Landschaft, es ist eine Neue Zeit.

    Viel Kraft. Viel Licht.

    Der Schatten wird deutlicher, alles kommt ans Licht.
    Wie sollen wir uns nun bei diesem neuen Licht und der neuen Zeitqualität orientieren?
    Wenn wir uns gerufen, berufen fühlen, aktiv das Neue mitzugestalten, dann fangen wir mit der Schwingung an. Wir harmonisieren unsere Schwingung mit unserer inneren Sehnsucht nach Harmonie und Schönheit, wir fangen an das zu leben, wovon wir geträumt haben.
    Die neue Schwingung ist zu spüren, wie auch das Unbehagen in den alten Mustern. Es bringt aber wenig, es nach Außen zu schreien, es ist wirkungsvoller, es nach innen zu rufen.

    Es geht ja darum, den All-Tag zu heiligen.
    Heilig kochen, heilig waschen, heilig reden, heilig schweigen.
    Heilen heißt heiligen.
    Heilig bedeutet „Mit Gott“, „Von Gott“,„Göttlich“.

    Schamanismus bedeutet, dass der Schamane mit dem Geist arbeitet, alles als lebendig betrachtet, den Geist, die Seele in Allem sieht.
    Die Materie als Mater, Mutter erkennt. Von allem und jedem Intelligenz erwartet, nicht nur vom Menschen.
    Wir sind die Licht-Samen und die Licht-Träger.
    Es ist erstens eine Arbeit mit dem Selbst: Selbstannahme, Selbstrespekt, Selbstliebe, Selbstentfaltung, Selbständigkeit, Selbstverantwortung, Selbstheilung... Selbstheilig.

    Die Welt ist ein Spiegel. Wir sehen unsere eigene Projektion in ihr. Die Projektionen unseres Selbst.
    Was wir haben ist unser Tag, unser Heute.
    Und wir haben uns selbst. Das ist in unsere Macht. Die Innere Macht. Jetzt ist die Zeit, diese Macht zu übernehmen und zu „machen“.
    Ändern wir uns selbst, so ändert sich die Welt.
    Der Weg fängt innen an. Hier. Jetzt.
    Wir schreiben die neue Geschichte der Menschheit. Wir stehen vor einem leeren Blatt, wir entscheiden, ob wir das Alte wiederholen wollen, oder ob wir etwas neues versuchen:
    Selbst zu sein, genau das, was wir wirklich sind: Lichtwesen, die das Paradies auf Erden in Liebe erleben wollen.
    Wesen, die hierher gekommen sind, um zu expandieren, Erfahrungen zu machen, Bewusstsein zu erweitern, Form zu erleben und neu zu erschaffen, zu kreieren, sich in der neuen Erfahrung neu zu entdecken, unter unbekannten Bedingungen sich tiefer kennen zu lernen, neue Formen der Liebe und der Manifestation in dieser Ebene der unzähligen Möglichkeiten zu genießen und unsere Kräfte und Mächte ausprobieren zu können in Freiheit....

    Jede(r) sollte die Zeit anhalten für eine Weile, innehalten, in sich gehen, sein Licht suchen und sich fragen:
    Was will ich denn eigentlich? Was tue ich hier? War es das? Ist es das, was ich wollte, was ich gesucht habe?
    Die Wendung ist da, aber jeder kann entscheiden, ob er sich wenden lässt, oder ob er sein Leben auf andere Bahnen bringt, wo das Allgemeine noch nicht war. Um diese Aufgabe zu verwirklichen haben wir lange Jahre gelernt und beherrschen heute viele spirituelle Werkzeuge. Jetzt handelt es sich um die An-Wendung.

    Jeder ist gerufen.
    Wir sind verantwortlich für die Zukunft der Menschheit, für uns und unsere Kinder. Diese neuen Kinder, die mit den alten Mustern nicht verstanden werden können.
    Die Neuen Menschen, die Licht Samen, werden neu lieben....

    Gesegnet sei der Licht Weg in Ewigkeiten!"

    Alicia Hamm.


2013 Plantar las Semillas de Luz

Este es el principio de un texto que no voy a finalizar, ya que es un texto sobre el inicio....
Este es el momento en el que estamos aquí y ahora, en el comienzo del Nuevo Tiempo, con las ruinas del viejo tiempo alrededor nuestro y con nuestras maravillosas vidas en medio de todo.
Como cuando aterrizamos en un paisaje desconocido tenemos que aprender a orientarnos de nuevo. Sólo que no es un paisaje, es un tiempo nuevo.
Mucha fuerza. Mucha Luz.
La sombra se define, todo sale a la Luz.
¿Cómo tenemos que orientarnos entonces en esta nueva cualidad del tiempo y de la Luz?
Si nos sentimos llamados, invocados a ser parte activa de la creación de lo nuevo, entonces tenemos que empezar por la vibración. Armonizamos nuestra vibración con nuestro anhelo de armonía y belleza, comenzamos a vivir aquello con lo que habíamos soñado.
La nueva vibración se siente del mismo modo en que se siente el descontento con los viejos patrones. Expresarlo afuera parece rendir poco, es más eficaz llevarlo hacia adentro en la vida de cada uno, en el mundo interior.
Se trata de sanar la vida diaria, de ver lo sagrado en ella.
Sacralizar la comida, el lavado, el habla, el silencio.
Sanar significa santificar. Sacralizar. Hacerlo con Dios, de Dios, Divino.
Chamanismo significa que se trabaja con el Espíritu, que el Chamán considera que todo está vivo, que todo tiene un Alma. Reconoce a la materia como Mater, Madre. Espera que haya inteligencia en todo, no sólo en los humanos.
Nosotros somos las Semillas de Luz, los Portadores de la Luz.
Primero es un trabajo consigo mismo: aceptarse a sí mismo, respetarse, amarse, desarrollarse, independizarse, sanarse…. Ver la vida sagrada en uno mismo.
El mundo es un espejo. Nosotros vemos nuestro propio reflejo en él. La proyección de nosotros mismos.
Lo que tenemos es nuestro día, nuestro hoy. Y nos tenemos a nosotros mismos. Ése es nuestro poder. El Poder Interior. Ahora es el tiempo de tomar ese poder y de hacer todo lo que podemos. Si cambiamos nosotros cambia el mundo alrededor nuestro.
El camino empieza adentro. Aquí. Ahora.
Escribimos la nueva historia de la humanidad. Estamos frente a una página en blanco, nosotros decidimos si queremos repetir lo viejo o si vamos a probar algo nuevo: ser nosotros mismos lo que somos de verdad: Seres de Luz que quieren vivir el Paraíso en la Tierra en Amor.
Seres que han venido aquí a expandirse, hacer experiencias, ampliar la consciencia, a vivir en la forma y crear formas nuevas, a descubrirse a sí mismos en las nuevas experiencias, a conocerse a sí mismos más profundamente bajo condiciones desconocidas, a disfrutar de nuevas formas del Amor en este plano de innumerables posibilidades y a probar sus fuerzas y poderes en libertad….
Cada uno debería parar el tiempo un momento, detenerse, ir hacia adentro, buscar su Luz y preguntarse: ¿Qué quiero realmente? ¿Qué hago aquí? ¿Era esto? ¿Es esto lo que quería, lo que buscaba?
El Cambio ha llegado, pero cada uno puede decidir si se deja cambiar, o si es él mismo el que toma su vida en sus manos y la lleva por otras vías, por las que en general todavía no se ha andado. Para realizar esta tarea hemos aprendido mucho en los últimos años y ya tenemos herramientas espirituales de muchos tipos. Ahora se trata de usarlas.
Cada uno ha sido llamado.
Somos responsables por el futuro de la humanidad, por nosotros y por nuestros niños. Estos nuevos niños que no pueden ser comprendidos con los viejos patrones.
Los nuevos humanos, las Semillas de Luz, amarán de otra forma…
¡Bendito sea el Camino de la Luz en eternidades!
Alicia Hamm.

2013 Planting the Seeds of Light

This is the beginning of a text that I will not end, because it is a text on the beginnings...


This is the time when-where we are here and now, in the beginning of the New Age, with the ruins of the old time around us and our wonderful lives amidst all.


Like when we landed in an unknown landscape we must learn to orient ourselves again. Only, it is not a landscape, it is a new time.


Great force.
Much Light.

 

The shadow is defined, everything comes to light.


How can we orient ourselves in this new quality of time and light?


If we feel us called, raised to be an active part of the creation of the new, then we must begin by the vibration. We harmonize our vibration with our desire for harmony and beauty, begin to live what we had dreamed.

 

We feel thenew vibration, as well as we feel the discontent with the old patterns. It takes but little to shout it to the outside, it is more effective to call it inside.

 

It is all about to heal daily life, to holy daily life, to see the sacred in it.

Holy cooking, holy speech, holy silence.

Healing means holy.

Holy means “With God”, “By God”, “Divine”.

 

Shamanism means working with the Spirit, that the Shaman believes that everything is alive, that everything has a soul. The Shaman recognizes matter as Mater, Mother, he/she expects intelligence in every being and everything, not only in humans.


We are the Seeds of Light, the Light Bearers, Carriers, Holders.


First, it is a work with the self: self-acceptance, self-respect, self-love, self-development, self-independence, self-healing... self-holy, sacred self.


The world is a mirror. We see our own reflection in it.
The projection of ourselves.


What we have is our day, our today. And we have ourselves. That is our power. The Inner-Power. Now is the time to take that power and do. If we change, the world changes around us.


The path begins inside. Here. Now.

 
We write the new history of mankind. We are faced with a blank page, we decide if we want to repeat the old, or if we will try something new: being ourselves what we truly are: Beings of Light that will live Heaven on Earth in Love.

 
Beings who have come here to expand, to gain experience, to broaden consciousness, to live the form and create new forms, to discover themselves in the new experiences, to know themselves more deeply under unknown conditions, to enjoy new forms of love and manifestation in this level of endless possibilities, and try out forces and powers in freedom ....

 

Each one should stop the time for a while, pause, go inward, find his light and ask: What do I want anyway? What am I doing here? Was this it? Is this what I want, what I was looking for?


The change has come, but everyone can decide if he will be changed, or if it is he himself who takes his life in his hands and carries it through other paths, where the common was not yet. To accomplish this task we have learned a lot in recent years and we have many kinds of spiritual tools. Now we have to use them.
 

Each one is called.

We are responsible for the future of humanity, for us and for our children. These new children which with the old patterns cannot be understood.

The new human, the Seeds of Light, will love new... 

Blessed be the Path of Light in Eternities!

 Alicia Hamm.


    De las Enseñanzas de los Ancestros

    La Tierra es también la Luna

    Nosotros somos habitantes del cosmos y tenemos una identidad cósmica y, como hijos del universo o del multiverso, vivimos en muchas dimensiones simultáneamente y lo sabemos, aunque a veces lo  mantenemos un poco olvidado en la consciencia del día a día.

    Como niños indígenas se nos enseña que tenemos una identidad cósmica en la que todo lo que nos rodea está vivo, como nosotros, tiene un Alma o es Espíritu, que es la Substancia del Alma.

    Aprendemos a relacionarnos con el Sol como con un padre, que la Tierra es nuestra Madre, la Luna es a veces una Hermana, o una Abuela, o una “Reguladora” de la Mujer, o una Cómplice del Amor, Maestra, Consejera, la Conectada al Agua….Ella tiene muchas caras y muchos nombres, y en cada uno tiene una relación íntima con nosotros.

    Todo lo que vive en la Madre Tierra es nuestra familia, los Árboles son los Abuelos, los Animales son Hermanos, las Piedras y los Cristales son los habitantes más antiguos de la Madre Tierra y de ellos recibimos profundas enseñanzas si sabemos escuchar y observar.

    Nos enseñan a no preguntar ¿qué?, sino ¿quién?. ¿Quién es el agua? ¿Quién es la Luz? ¿Quién eres?

    Cuando contestamos esta pregunta nunca respondemos mencionando nuestro cuerpo, siempre buscamos nuestra identidad dentro de lo invisible que nos habita. Tenemos consciencia de lo invisible como de la parte espiritual de nuestro ser: nuestra consciencia, nuestros sentimientos, pensamientos, relaciones, sueños…. Sabemos que todo lo que nos hace “Ser” habita en la dimensión invisible, y así también lo pensamos de los otros seres. Comprendemos que la parte visible del Sol no es quién es el Sol, sino la forma en la que se materializó el Espíritu en el Sol, a Él le llamamos Tunkashila, Él es el Fuego, es Nuestro Padre, y a Él lo invocamos cuando necesitamos guía o ayuda.

    De otra forma también más básica diferenciamos lo invisible de lo visible, ya que todo lo visible está hecho de Materia. La palabra Materia viene de Mater, lo que significa Madre. Es la Visible Creación y La que nos Sustenta. De modo que todo lo materializado es la Madre, así también la Luna y todos los otros Planetas son la Tierra.

    Pero este planeta que es nuestro Hogar es la Tierra de la Eternidad, el Paraíso, ese ser maravilloso que solidificó el Polvo Cósmico y tomó forma, fluyó en Agua, se vistió de Aire y guardó el Fuego en su corazón para poder dar y portar vida. Ella, La que Nutre, es nuestra primera Madre, la que nos da el Cuerpo, la que nos ha llamado a encarnar en esta vida porque necesita de nuestros pasos sobre su piel en el Tiempo que Corre. En Ella se reúnen los Cuatro Guardianes de las Cuatro Esquinas, los Cuatro Elementos, cada uno un Ser de Luz sin el cual la vida no sería posible. El primer Elemento, la Tierra misma, es el Polvo Sagrado del que están hechas todas las materializaciones. El Aire es el Aliento Divino y también un Padre, el Viento,  el Elemento Etéreo, el que le da el Alma a todo lo que vive. El Agua es el Elemento Emocional y la Memoria de la Tierra, Ella también es una Madre y, al Ser Fluir, unifica a los otros tres para permitir que nazcan nuevas formas de Vida Habitable. El Elemento Fuego es el más misterioso, la Luz Misma, el Gran Espíritu, Padre del Alma del Alma, Chispa Divina.

    Mi Maestro Alce Negro repitió más de doscientas veces el último día que lo vi: “Todo lo malo que ocurre en la Tierra ocurre porque el hombre no ha entendido el Fuego!” “Que no comprenden el Fuego!” “Ellos no saben quién es el Fuego”. Nunca vi a un hombre hablar con más respeto y veneración que al Maestro cuando saludaba al Sol y decía: “Aho, Tunkashila!” Y luego hablaba con Él como se habla con un Padre que Entiende, como hablamos con el Gran Espíritu sabiendo que nos ama, sabiendo que nos llamó a la existencia por nuestro Nombre y nos dio el Alma, que es Espíritu Luz como Él, Identidad, Consciencia, Inteligencia y Memoria, Conocimiento, Percepción de la Belleza y Calidad.

    Cuando las religiones dicen que estamos “hechos a imagen y semejanza de Dios” no se refieren a la forma de nuestro cuerpo, sino al Ser Yo y su Forma de Ser Interior, su Forma de Amar, de Sentir, su la Atracción o Repulsión que quizás después se transformó en los conceptos “lo bueno” y “lo malo”, pero que en un principio es el instinto de lo que tiene calidad para nosotros, con eso nacemos como humanos, la Herencia del Padre.

    Hemos heredado el  Amor de Padre y el Amor de Madre de nuestros Padres Verdaderos, y Ellos nos quieren a nosotros como nosotros queremos a nuestros hijos. En toda la Tierra nadie es tan fuerte como una Madre que defiende a sus hijos. Así es la Tierra. Así es la Madre. Así somos nosotras.

    Todo lo que tenemos viene de Ella, nuestro cuerpo está hecho del Polvo Mágico del que están hechas toda la substancias que utilizamos, y al final todo vuelve a ser Polvo y se disuelve en Su Ser, y Ella borra toda Forma de lo que fue, para empezar de nuevo. Esa es la base de la Transformación.

    De ahí que los pueblos que no respetan a la Madre tengan tantos problemas para vivir en armonía en la Tierra.

    Por eso es que la Luna, hecha de Polvo, también Materia, también es Madre, Espejo de la Luz, Guía en la Oscuridad, Portadora de Sueños, Guardadora de Anhelo, Reguladora de la Mujer, Relación Nuestra…. 

    De esta forma nos enseñaban a nosotros, cuando los sueños de los niños se respetaban y nuestros mocasines sanaban la Tierra a cada paso.

    Que caminen por la Belleza. ALICIA HAMM



    2012: El Tiempo del equilibrio 1

    Quizás deberíamos encontrar una palabra nueva para decir „Tiempo“, pues ya es tanto lo que entendemos bajo este concepto que hay que explicarlo: un tiempo difícil, no tengo tiempo, los tiempos modernos, en los tiempos que corren, perder el tiempo, hace mucho tiempo, ¡con el tiempo que hace!, etc.

    Los científicos dicen que la Madre Tierra se ha vuelto más lenta (un segundo). Ellos se reunieron hace unas semanas para decidir si hay que ajustar los relojes mundiales de acuerdo con ella, finalmente han decidido tomarse un tiempo de reflexión de 15 años. Mientras tanto todo sigue como siempre.

    ¿Pero quién o qué es el Tiempo?

    Dicen que la calidad del tiempo ha cambiado, con lo cual debemos asumir que conocíamos la calidad del tiempo.

    La ciencia define el tiempo como „movimiento en el espacio“, con lo que llegamos a lo relativo, ya que depende de la velocidad con que nos movemos cómo percibimos el tiempo que vivimos.

    Para la civilización la velocidad es de mayor importancia, así es que tenemos un tiempo rápido, escaso tiempo, no tenemos nada de tiempo (la madre del estrés) detrás del que corremos hasta que nos jubilamos, nos volvemos más lentos y por fin tenemos tiempo, con lo que quizás no sabemos qué hacer, a menos que desarrollemos otra forma de relacionarnos con él.

    De modo que tenemos que reconocer que percibimos el tiempo de forma subjetiva, separada del tic-tac del reloj, que sólo por esta percepción subjetiva reconocemos la calidad del tiempo, ésa que AHORA ha cambiado, quizás con el segundo más que se ha tomado nuestra Madre para su movimiento en el espacio. Ella se ha vuelto más lenta.

    Si nuestra percepción del tiempo es subjetiva significa que es así sólo para mí. Es mi tiempo. El tiempo medido para mí, el largo de mi vida en la tierra en este cuerpo. La vida a la que le tengo que dar un significado, para que todo lo que yo haya vivido en ese tiempo tenga sentido.

    Si ordenamos el tiempo en un sistema dual: afuera-adentro, derecha-izquierda, objetivo-subjetivo, etc., tenemos que reconocer 2 calidades de tiempo: un tiempo  externo-derecho-objetivo de relojes y calendarios; y un tiempo interno-izquierdo-subjetivo de amor y felicidad (corto) o de tristeza y dolor (largo).

    Si nos saliéramos de la dualidad buscando otras posibilidades para conocer el Tiempo, podríamos encontrar el punto medio, la posición entre ambos extremos, en la que él podría llamarse “Tiempo Perpetuo Continuo”. Allí donde siempre somos “YO”.

    Allí quizás un segundo sea eterno, desde allí la perspectiva de nuestra vida podría ser grandiosa. Gran Dios. Gran Diosa.

    Allí se encuentra el punto medio equilibrado entre los dos extremos, pues toda balanza necesita un punto medio firme equilibrado para poder mantener los platillos a la misma altura.

    El Tiempo del Equilibrio 2

    Adentro           Afuera

    Izquierda         Derecha

    Arriba              Abajo

    Delante            Detrás

    Claro                Oscuro

    Luz                   Sombra

    Día                    Noche

    Temprano           Tarde

    ¿Qué hay entremedio?    

     

    Bo Yin Râ dice:

    “Ya no

    Todavía no

    Lo que está entremedio

    Soy Yo.”

     

    En el teatro griego se representaba a la “Persona” por medio de dos máscaras, una sonriente delante, una triste detrás, la “Persona” es la máscara. Quién es el portador?

    El Tiempo del Equilibrio 3

    Para estar en nuestro centro tenemos que salir de la actitud de la víctima, del sentimiento de estar desvalidos en un mundo injusto. Tenemos que ver las situaciones con las que nos confrontamos como la tarea, la lección o la misión para la que nos hemos encarnado en este Ahora.

    Si estamos en una misión no estamos en el ego y, como bien se sabe, el ego es el único que sufre. En una misión estamos a servicio de una meta superior, que no nos afecta sólo a nosotros, y por lo tanto estamos en un círculo y no actuamos solos, nuestra vida tiene sentido, trabajamos por el Bien de Todos.

    TODOS ESTAMOS RELACIONADOS.

     Esto es una base firme y una profunda unión, nos conectamos con Arriba y Abajo, estamos en nuestro verdadero centro, aprendemos para nuestro desarrollo propio y trabajamos para una meta común. En este contexto podemos comprender la posición de las otras personas, comprender que cada uno es importante y que si uno realiza su tarea con maestría, nos está ayudando también a todos. Por eso es importante ayudarse mutuamente, para el Bien de todos. Es igualmente importante si se trata de la vida de un niño, de una sanación, de parar una guerra o de decir una palabra amable… Quizás lo uno cause lo otro, pues todo está relacionado.

    METAKUYE OYASIM

    El Tiempo del Equilibrio 4

    El Camino Sin Resistencia

    ¿Nada se pierde?

    ¿Todo se transforma?